Lean Manufacturing, nos ayuda a adaptarnos a las condiciones cambiantes, como son los nuevos mercados, nuevos productos y nuevos competidores; condición fundamental para que las empresas logren sobrevivir.
Por ello, se convierte en una ventaja competitiva, el poder aportar valor añadido al cliente, usando el mínimo de recursos, y asegurándole:

  • Lo qué necesite.
  • Cuándo lo necesite.
  • Cómo lo necesite.
  • Dónde lo necesite.
Por tanto nos ayuda a ser más:

Rápidos, Ágiles, Innovadores, Responsables, Competitivos