RESUMEN sobre la Futura ISO 9001:2015 (Parte III)

ISO 9001

Considerando que los cambios introducidos en 2008 respecto a la norma de 2000 fueron muy limitados, la nueva versión de la norma parece que va a incluir importantes modificaciones concebidas para:

 

– Incluir los avances tecnológicos y de gestión acaecidos desde el año 2000

– Mantener el foco en la capacidad del proceso productivo para cumplir con las especificaciones del producto o servicio

– El término “producto” será sustituido por “bienes y servicios”.

– Se incluirán 2 nuevas cláusulas relativas al entorno en el cual opera la organización: una relativa a la comprensión de la interacción entre la organización y su entorno; una segunda, relativa a la comprensión de las necesidades y expectativas de las partes interesadas.

– Los términos “documentos” y “registros” se reemplazarán por el término “información documentada”.

– El control de bienes y servicios externos ampliará su campo de aplicación a todos los posibles bienes o servicios externalizados.

– El término “mejora continua” será reemplazado por el término “mejora”.

 

Contexto de la organización

Las dos sub-cláusulas incluidas en este nuevo requisito implican que las organizaciones tienen la obligación de obtener esa información procedente del entorno y las partes interesadas, analizarla, evaluarla y, finalmente, considerar esa información para el desarrollo del sistema de gestión de la calidad. No obstante, ello no quiere decir que los bienes y servicios deban cumplir con todos los requisitos de todas las partes interesadas (algo por otra parte seguramente imposible), sino que debe evaluarse esa información para poder tomar decisiones de gestión en función de ello.

Lo que no queda definido es la metodología a emplear para la obtención y análisis de esa información. Metodologías clásicas de las normas de gestión relativas al comportamiento ambiental o la responsabilidad social serán, sin duda, de utilidad para poder abordar este nuevo requisito de la ISO 9001:2015.

 

Control de bienes y servicios externalizados

A nadie se le escapa que la externalización de parte (o del total) de los procesos productivos o de apoyo de las organizaciones es algo cada vez más presente. Desde la gestión de los recursos humanos o la gestión informática hasta procesos puramente productivos o de apoyo, como el transporte o el almacenamiento. Hoy día no hay prácticamente una sola organización que no subcontrate o externalice partes de su proceso, y en muchas ocasiones se trata de partes absolutamente críticas para garantizar la calidad final de los bienes y servicios ofrecidos.

 

Para dar respuesta a esa situación, la nueva versión ISO 9001:2015 profundiza en la obligación de considerar a todos los proveedores de bienes y servicios como parte del sistema de gestión de la calidad con la obligación de adoptar un enfoque basado en la evaluación del riesgo para determinar el tipo y el alcance de los controles adecuados a cada proveedor externo y toda externalización de bienes y/o servicios.

 

En resumen, aunque estamos todavía analizando la versión borrador del comité y no la versión final, cabe decir que se avecinan cambios significativos que habrá que considerar para adaptar los sistemas existentes a los nuevos requisitos en la ISO 9001:2015.

Si queréis más información podéis encontrarla aquí http://www.iso.org/iso/home/news_index/news_archive/news.htm?refid=Ref1751.

No hay Comentarios ahora.

Dejar un comentario

Mensaje